728 x 90

Dos técnicas efectivas de lectura rápida

  • En Entretenimiento
  • 28/09/2015
Dos técnicas efectivas de lectura rápida

Hay muchos métodos para poder lograr una lectura rápida. Dos de ellos son: El marcador y la fijación, éstos métodos te ayudan a leer más palabras por minuto pero también te ayudan a comprender mejor el texto que estas leyendo.

El primer método: El marcador.

 

Los niños ocupan su dedito índice para marcar la palabra que están leyendo, esto lo hacen de manera natural por que es la manera de establecer una conexión entre el texto que está leyendo y su cerebro.

Generalmente cuando un niño intenta seguir una lectura con su dedo el adulto retira su mano y lo indica como un comportamiento indebido, pero esto es exactamente lo contrario. Cuando hacen esto lo que  pasa provocar un trabajo mayor para sus ojos y se dificulta un poco más el aprendizaje.

Así que empieza a seguir tu lectura con un lápiz, pluma o cualquier otra herramienta similar que no obstaculice la lectura. Notarás como mejora tu concentración y el proceso de absorción de la información será mucho más rápido. 

Ahora bien, hablemos de la segunda técnica: La fijación.

Lo primero que debes saber es que esta técnica se trabaja en varios niveles. A medida que se supera un nivel, se incrementa su complejidad y se potencian los resultados.

Tenemos que saber que cada vez que leemos el ojo hace pausas y saltos. Por lo tanto para tener fijación el ojo necesita enfocar como lo hace una cámara fotográfica.

Los saltos son propios del avance de la lectura y se dan, generalmente, de izquierda a derecha; las pausas son el proceso de enfocar y el descanso del ojo. Estas pausas son muy cortas, pero todo va sumando y si tienes en cuenta el gran número de fijaciones que realizamos durante la lectura, estas pausas suman bastante tiempo.

Además las fijaciones son lo que cansa los ojos durante la lectura y causa problemas de concentración.

Sabiendo esto, la fijación no es más que el punto donde se detiene la vista para leer.

Lo que se pretende con la técnica de fijación es disminuir el número de fijaciones para acelerar la lectura.

Lo que tiene que hacer es no fijar la vista palabra por palabra, sino poco a poco ir aumentando la fijación en grupo de palabras, luego podrás leer renglones enteros con una sola fijación.

Mira el ejemplo:

 

Para practicarlo, utiliza el marcador para marcar tus puntos de fijación. Primero pausa la punta del marcador debajo de cada palabra y haz una fijación consciente en ella. Practica esto hasta que seas consciente de las fijaciones que haces.

Después aumentas el ritmo. Ya no pausas la punta del marcador en cada palabra, sino haces por ejemplo 4 saltos por línea. Fijando tu vista en la punta del marcador intentas identificar 2-3 palabras a la vez sin cambiar tu fijación. Una vez que esto te salga sin demasiado esfuerzo, vuelves  a aumentar el ritmo.


Como ser una supermamá

DESCUBRE COMO SER UNA SUPERMAMÁ

Qué hacer en querétaro

¡CONOCE 5 COSAS QUE HACER EN QUERÉTARO!