728 x 90

Yoga: Beneficios para la vida diaria

  • En Entretenimiento
  • 07/02/2020
Yoga: Beneficios para la vida diaria

Solo leí “Relajación y paz mental” y ya quiero hacer yoga, pero ¿Qué nos puede aportar? Descubre cuáles son los beneficios del yoga en nuestra vida,para ti y tus hijos como las mamás cansadísimas que somos y que no sabemos qué hacer para aprovechar el corto tiempo que de pronto tenemos para relajarnos.

Les tengo una sorpresita, el yoga no solo nos relaja mentalmente, sino que hasta nuestro cuerpo cambia, dejen les explico desde la primer función del yoga, algunos datos curiosos y cosas que seguramente no sabes de este ejercicio tan sano.

 

Historia

El yoga es una práctica que nace en Oriente, y tarda cientos de años en ser conocida en Europa. La palabra “yoga” (del sánscrito ioga) significa «unión», hace referencia a una tradicional disciplina física y mental que se originó en la India y practicada en la meditación del hinduismo, el budismo y el jainismo.

Se basa en 5 principios fundamentales como: la Savasana (relajación), la Pranayama (respiración), las Asanas (ejercicios), la Dhyana (pensamientos positivos) y la meditación.

Son tan importantes estos principios que existen varios textos de yoga donde explican mucho de estas meditaciones, los más comunes son los siguientes:

-  El Bhagavad Gita: resume las doctrinas hinduistas y establece las corrientes principales del Yoga

-  El Yoga-Sutra de Patanyali: se trata de textos antiguos que explican los fundamentos del Yoga.

-  El Hatha-Yoga-Pradypika: es considerado el texto más antiguo sobre Hatha Yoga.

Como podemos ver, gran parte del yoga son ejercicios físicos y una menor parte es teórico, por lo mismo, nos damos cuenta de que esta actividad (a diferencia de las demás) es la que más nos puede enseñar una vida más saludable tanto con ejercicios que nos permiten darnos cuenta de más elementos que hay en la tierra, como con aprendizaje teórico de la cultura de otros países en tu misma ciudad.

El yoga es un 99% práctico y un 1% teoría ya que tiene como objetivo la unión y el equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu a través de la combinación de las distintas posturas o asanas, la medicación y la respiración, cabe resaltar que el 1% es igual de importante, ya que sin la teoría no podría existir tan bella actividad.

Testimonios

Te voy a platicar lo que algunas personas y organizaciones opinan del yoga para que continúes asombrándote tanto como yo.

James Mallinson es uno de los autores más conocidos del yoga que nos cuenta un poco de su perspectiva: «Son posiciones firmes y sólidas que, cuando las dominas, te puedes olvidar del cuerpo y centrar en la meditación y el control de la respiración».

Es tan bueno que hasta la Organización Nacional de las Naciones Unidas (ONU) declaró el 21 de junio como Día Internacional del Yoga por ser una alternativa contra el estrés y la ansiedad que causa el ritmo de la vida moderna.

Como vemos, es una actividad de tanto valor que la información nos la puede brindar incluso la ONU de tan rica y especial que puede llegar a ser el yoga si tan solo buscamos acercarnos a conocer más.

¿Para nuestros pqueñitos?:

Ahora, estoy casi segura de que te preguntas por qué hablo del yoga si en De Tin Marín siempre te platico algo para poderlo aplicarlo con nuestros pequeños y esta vez no lo he hecho, ya es el momento de terminar para convencerte de hacer yoga en compañía de nuestros chiquitines.

Para empezar, algo que tengo que dejar muy en claro es que el yoga es recomendado para los niños a partir de los 4 años, sin embargo, podremos encontrar información donde lo recomiendan más para niños de a partir de unos 7 años en adelante. Almudena Ovejero, una profesora de Hatha Yoga y fundadora del centro Universo nos explica lo siguiente: “No es lo mismo trabajar con niños de 4 años, donde sobre todo estimulamos los sentidos y el movimiento, que con niños de 7 u 8 años, que es cuando empiezan a desarrollar sus habilidades porque están en pleno crecimiento, conocimiento y razonamiento donde responden a las correcciones”.

 

¿Le hará bien a mi hijo?

Si alguna vez ya has asistido a alguna clase de yoga seguramente te preguntarás ¿Cómo será la clase para mi hijo? Pensarás “apenas y puede moverse”, te invito a que vayas a una clase prueba a ver una clase para niños porque les ponen música adecuada para ellos, bailes, dibujos y más recursos para que puedan integrar sus mentes a las posturas. Te prometo que querrás volver a ser niña para haberlo vivido.

Y claro que no solo hay clases para ellos solitos, existen varios maestros que buscan acercar a los padres con los hijos a través del yoga para mejorar su relación y entre ustedes se ayuden a lograr sus objetivos físicos. Te comento unos 5 beneficios para que los tomes en consideración:

Beneficios del yoga para ti y tus hijos

 

  1. Recupera tu figura: ¿Quién no quiere regresar a su figura de antes? Esta es una de las mejores y más sanas maneras de logarlo ya que al realizar ejercicios de estiramiento y diferentes posturas, te ayudará a recuperar tu figura, así como combatir dolores de espalda y extremidades
  2. Relájate y conéctate: El trabajo de respiración logrará que te relajes y estés en el aquí y en el ahora. Los ejercicios de meditación con tu hijo, también te ayudarán a conectarte con él, ya que percibirá tu tranquilidad y paz.
  3. Ayuda al desarrollo físico de nuestros hijos: Las posturas y movimientos no son al azar, ayudarán a tu pequeño a estar tranquilo y no tener problemas de desarrollo.
  4. Ejercicios pélvicos: Esto es completamente para la recién mamá que dio a luz. Se realizan en el suelo por ser importantísimos para tus órganos internos.
  5. Mejora la flexibilidad: No es un mito cuando dicen que los más chiquitos tienen muchísima elasticidad, y que cuando no la practican, la van perdiendo poco a poco. Procura hacer que no pierda esa oportunidad desde temprana edad.

Para terminar, te dejo 3 ejercicios muy buenos que puedes practicar en compañía de tu hijo junto con sus beneficios.

La postura del arbol

De pie, con las piernas juntas y los brazos estirados y apoyados en las caderas, concentren la mirada en un punto que esté frente a ellos. Después, elevan el pie derecho y apoyen la planta sobre la parte interna del muslo izquierdo, en el punto más alto posible. Una vez que hayan alcanzado el equilibrio, levanten los brazos, uniendo las palmas de las manos sobre la cabeza. Bajan el pie derecho y repitan el ejercicio con el otro pie. Cuando hayan terminado, relájense durante unos minutos.

 

Beneficios:

– Tranquiliza a los niños tensos o agitados. Sin embargo, este ejercicio no es aconsejable para los pequeños que son hiperactivos, ya que tendrían dificultades para permanecer inmóviles

– Favorece la concentración y la calma mental

– Contribuye a alcanzar el equilibrio y la estabilidad del cuerpo.

La postura de la llama de la vela

Siéntense en el suelo, con la espalda recta y las piernas cruzadas. Antes de comenzar el ejercicio, enciende una vela y colócala sobre una silla o banquito, a unos 40 centímetros de la cara, a la altura de los ojos. Dirijan la mirada al centro de la llama. Mantengan los músculos de la cara relajados y la mirada inmóvil, sin cerrar los párpados (si no consiguen mantener los ojos abiertos durante un tiempo bastante largo, pueden parpadear de vez en cuando). Deben realizar el ejercicio respirando profundamente durante cinco minutos. Después, cierren los ojos; seguirán viendo la llama delante de ustedes. Si cae alguna lágrima, no se preocupen; es algo absolutamente normal e indica que el ojo se está limpiando.

 

Beneficios:

– Este ejercicio calma las preocupaciones de la mente, así como las tensiones del cuerpo

– Es muy bueno para los ojos, ya que relaja las pupilas. De hecho, está recomendado para aquellas personas que tienen defectos visuales, pues refuerza los músculos oculares y mejora la calidad de la visión.

 

La postura del leñador

De pie, con las piernas bien separadas y los dedos de las manos entrelazados, inspiren profundamente y eleven los brazos. A continuación, con una respiración rápida, bajen las manos y pónganlas entre las piernas, flexionando también la espalda. Notarán como, al bajar, la voz libera un sonido espontáneo y natural. Después, recuperen la posición y realicen el ejercicio varias veces.

 

Beneficios:

– Este ejercicio libera las tensiones y el cansancio

– Además, hace que se contraigan los músculos del cuerpo, para después relajarlos profundamente.

Si quedaste con las suficientes ganas de querer ser parte de alguna clase grupal de yoga ya sea contigo misma o en compañía de tu pequeño, no dudes en buscar en tu ciudad algún lugar para practicarlo, es tan común y bueno el yoga que estoy casi segura que en instituciones públicas lo ofrecen y puede que hasta llegue a ser gratuito.

¿qué esperas? Sigue los artículos similares en nuestro blog De Tin Marín para descubrir de más actividades y tips para disfrutar en familia.


Como ser una supermamá

DESCUBRE COMO SER UNA SUPERMAMÁ

Qué hacer en querétaro

¡CONOCE 5 COSAS QUE HACER EN QUERÉTARO!