728 x 90

Las peores preocupaciones de los papás de hoy

  • En Mamá e hijos
  • 26/08/2015
Las peores preocupaciones de los papás de hoy

1. El sexo de los hijos

Sigue siendo el tema tabú de muchas familias. Según las expertas, por vergüenza no se suelen abordar las cuestiones sexuales con los hijos. También hay pavor a que hablar de ello los convierta en jóvenes promiscuos. Su consejo: “de la sexualidad hay que hablar desde pequeños, adecuando nuestro lenguaje e información a cada edad. Hay que tratarlo de forma abierta y tranquila. Si lo hablas con naturalidad no provocas promiscuidad, sino conocimiento real y profundo de la sexualidad”.

 

 

2. El alcohol y las drogas

El consumo de alcohol entre los más jóvenes ha aumentado en los últimos años y ha pasado de la ocultación a una exhibición pública que intensifica el miedo de los padres. Ya no se diga en el tema de las drogas. “Hay adolescentes que se acercan al mundo del alcohol y de las drogas blandas sin criterio ni información y después pueden tener problemas graves”.

 

 

 

3. La anorexia

Sigue siendo una preocupación frecuente, sobre todo, si vivimos en una sociedad que prima la delgadez por sobre todas las cosas. 

 

4. Las redes sociales

No hay niño o niña (las edades pueden fluctuar entre los 8 y 13 años), que no tenga un perfil en Facebook o en Twitter, por mencionar solo dos redes sociales. En muy pocos años, los más jóvenes de la casa han tenido acceso a los teléfonos celulares o cualquier otro dispositivo electrónico. Las especialistas alertan: “Como no controles lo que hacen tus hijos pueden surgir dos mundos diferentes. Los padres, por desconocimiento o porque les resulta más cómodo que sus hijos estén tranquilos en la habitación, pueden acabar dándose cuenta tarde de que el tema es peligroso”.

 

 

5. Las malas compañías

Este es uno de los temores históricos. Y, sin embargo, muchos padres siguen sin entender por qué ocurre. Todo ello tiene que ver con los cambios durante la adolescencia, mismos que “producen mucha inquietud, mucha inseguridad”. Esto lleva a los adolescentes a buscar seguridad en su grupo de amigos porque son sus iguales, los que piensan como ellos, los que se visten igual, los que tienen las mismas inquietudes. “Los puentes que los unían a sus padres se resquebrajan, no les sirven en el proceso de construcción de su identidad que han iniciado”, afirman las especialistas.

 

 

6. El acoso escolar

Algunos estudios señalan que uno de cada cuatro alumnos sufre el acoso o la violencia de sus compañeros. Y el riesgo de sufrir bullying se multiplica por cuatro en niños entre 7 y 8 años. El acoso escolar ha existido siempre, pero en los últimos años se ha puesto el foco sobre el problema.

 

7. La diferencia con otras generaciones 

Las expectativas de muchos padres con respecto de sus hijos son actualmente tan altas, que el hecho de que el pequeño no las cumpla produce temor entre los padres. Según las psicólogas, muchos padres quieren tener hijos perfectos (sociables, sanos, extrovertidos y buenos para el deporte). Es una idealización amplificada por los medios de comunicación. Por ello, tener un hijo o una hija diferente es una fuente de estrés y angustia permanente.

 

 

Nadie nos enseña a ser padres. De ahí que debamos estar alertas a los temores, eternos o de última generación, que forman parte de la experiencia familiar.


Como ser una supermamá

DESCUBRE COMO SER UNA SUPERMAMÁ

Qué hacer en querétaro

¡CONOCE 5 COSAS QUE HACER EN QUERÉTARO!