728 x 90

Prepara la mejor lonchera para tus hijos

  • En Mamá e hijos
  • 26/08/2015
Prepara la mejor lonchera para tus hijos

Los refrigerios o colaciones son porciones de alimentos equitativamente más pequeñas que las comidas principales. Son fundamentales para el desarrollo y crecimiento sano de un niño, ya que cubren los requerimientos de nutrimentos y proveen suficiente energía.


Es importante recalcar que los refrigerios no deben sustituir al desayuno,  a la comida o a la cena sino ser un complemento a éstas y que debe cuidarse el horario en el que se proporcionan para que no interfieran con el hambre del niño para la siguiente comida.


Hay que tratar de ofrecer las colaciones a los niños aproximadamente 2 horas después de la última comida, y por lo menos hora y media antes de la próxima. Por ejemplo si el niño acabó de comer a las 14:30 puede ofrecérsele una colación a las 16:30 y luego antes de que cena a las 18:00.


Para las colaciones de la mañana y en la tarde se recomienda incluir alimentos que contengan hidratos de carbono, que los aportan  el pan, la tortilla, los cereales, galletas sin tanta azúcar y fruta para proporcionar energía a los niños para realizar sus actividades escolares, deportivas, entre otras. No es conveniente que se les dé a los pequeños colaciones en la noche, por los horarios de cena que tenemos en México, antes de las |18:00 es un buen horario para hacerlo.

 

Es fundamental que durante el día los niños se estén hidratando constantemente. El  requerimiento diario de agua que cada niño necesita es individual, y depende de diferentes factores como su edad, peso, sexo, actividad física, su estado de salud, el clima en donde vive entre otros factores pero como recomendación general se puede sugerir que tomen 8 vasos de agua de 150 ml al día para que se encuentren saludablemente hidratados.

 

Cuando los niños ya van al colegio, los padres deben tratar de preparar las colaciones y enviarlas en las loncheras que los pequeños llevan a la escuela. Los alimentos que se incluyan debe ser sencillos, en porciones pequeñas, nutritivos y variados.


1. Enviar alimentos sencillos y variados


Debemos tratar de incluir en las loncheras alimentos preparados de forma sencilla como: sándwich, rollitos de jamón, fruta y verdura picada en pedacitos o  en palitos, semillas o cereal en seco. Es importante variar los alimentos que elegimos para nuestros niños. Una buena idea es usar las frutas y las verduras de la estación para que sean diferentes y usar, por ejemplo, para preparar sándwiches; pan integral, pan pita, bagel o pan blanco.

2. Combina colores, formas y texturas


Como padres debemos ser creativos, a veces cosas tan sencillas como partir el queso, la fruta o los sándwiches con cortadores de galletas en formas divertidas pueden hacer que el niño coma mejor esos alimentos. Por ejemplo, si enviamos uvas verdes, no hay que mandarles ensalada de nopalitos es mejor sustituir con zanahorias, para jugar con la mezcla de colores y hacerlo llamativo para el niño.


También debemos tratar que en la lonchera de los pequeños haya texturas crujientes como apio en palitos y alguna suave, por ejemplo papaya en cuadritos, para que el niño experimente diferentes sensaciones.

3. Programar las colaciones con tiempo


Es necesario programar los refrigerios con tiempo. Una buena sugerencia es hacer varias opciones de menús diferentes para las colaciones y pegarlos en el refrigerador, así será más fácil contar con los alimentos necesarios para incluir en la lonchera. Otra opción es dejar lista la colación que llevará a la escuela la noche anterior para facilitar la mañana y la salida al colegio.

 

4. Asegúrate de que se conserven frescos


Debemos, en medida de lo posible, usar empaques apropiados para evitar que los alimentos se aplasten, termos que mantengan los alimentos fríos o tibios o bien congelar la botellita de agua o leche para que sirva de forma de enfriamiento y conservación para los otros alimentos de la lonchera. Esto ayudará a que nuestros chiquitos esperen con placer la hora de abrir su lonchera y que todos sus alimentos se les antojen.

5. Hidrátalos correctamente


Muchas veces nos preocupamos por la alimentación de nuestros hijos pero no por lo que beben. Es muy importante incluirles como bebida principal agua, para que constantemente se estén hidratando de manera saludable. 

 

 


Como ser una supermamá

DESCUBRE COMO SER UNA SUPERMAMÁ

Qué hacer en querétaro

¡CONOCE 5 COSAS QUE HACER EN QUERÉTARO!