728 x 90

¿Cuál es la mejor edad para que un niño tenga su primer teléfono móvil?

  • En Mamá e hijos
  • 02/06/2015
¿Cuál es la mejor edad  para que un niño tenga su primer teléfono móvil?

Claramente no todo son beneficios. Está claro que su uso constituye una distracción más que puede dificultar su atención en los estudios o interrumpir sus horas de sueño. Pero incluso puede acarrear problemas más graves como que sean víctimas de acoso a través del móvil o internet ciberbullyn. El hecho de que los teléfonos de última generación incorporen cámara de fotos y un sinfín de aplicaciones, además de acceso a internet, puede provocar que el pequeño entre en contacto con desconocidos o comparta fotografías pertenecientes a su intimidad en las redes sociales o a través de aplicaciones de mensajería.

 

A qué edad debería un niño tener su primer móvil

 

Es difícil determinar la edad exacta a la que los padres deben comprar (o regalar, ya que es frecuente que sea uno de los presentes en cumpleaños y otras fechas señaladas) un teléfono móvil. Este cambio tiene lugar alrededor de los doce años, coincidiendo este momento con el inicio de la adolescencia. Sin embargo, también niños más pequeños (incluso menores de diez años) tienen ya su propio teléfono, algo que desaconsejan los expertos.

 

Valorar la madurez del niño nos ayudará a encontrar el momento indicado para comprarle un móvil. También es importante adquirir el teléfono cuando el niño realmente lo necesite (por ejemplo cuando empiece a salir sin compañía de adultos), pero nunca ceder ante los chantajes emocionales o la presión que pueda provocar el entorno.

 

Consejos para padres

 

Es fundamental que los padres valoren si realmente sus hijos necesitan ya un móvil . En el caso de que decidan permitir que su niño tenga uno, es importante seguir los siguientes consejos:

 

1. Educar al pequeño en el uso del teléfono.  Dejar muy claro desde el primer momento para qué cosas debe usarse el móvil. Debemos explicarles el peligro que entrañan las fotografías comprometidas o el contacto con extraños en redes sociales, chats o servicios de mensajería.

 

2. Establecer una serie de normas.  Se puede instaurar un horario en el que se les permita usar el móvil, evitando que por la noche sigan 'enganchados' a los juegos o aplicaciones. También es una buena idea comenzar 'dejándoselo' sólo cuando salgan (los fines de semana, por ejemplo) e ir ampliando estos periodos a medida que el niño vaya creciendo y los padres estén satisfechos con el uso que hace de su teléfono.

 

3. Valorar qué tipo de móvil necesitan. Si el pequeño requiere un móvil para llamar a los padres, quizá le sirva con un modelo sin excesivas Funciones.

 

4. Decidir si se va a contratar conexión a internet. Si el pequeño va a utilizar el móvil para llamar o recibir llamadas, quizá en un primer momento lo mejor sea prescindir de internet y contratarlo cuando sea más mayor y realmente vaya a ser maduro para usar correctamente esta herramienta.

 

5. Supervisar el uso. No sólo es importante controlar el saldo que gastan. No se trata de espiarles o checar a quién escriben y qué se dicen, sino de comentar con ellos qué tipo de juegos descargan o si tienen perfiles en las redes sociales, por ejemplo.


Como ser una supermamá

DESCUBRE COMO SER UNA SUPERMAMÁ

Qué hacer en querétaro

¡CONOCE 5 COSAS QUE HACER EN QUERÉTARO!