728 x 90

Ser Mamá Trabajadora y no morir en el intento

  • En Mamá e hijos
  • 07/02/2020
Ser Mamá Trabajadora y no morir en el intento

Hoy abordaremos un tema de muchísima importancia para nosotras como mamás.

¿Sabías que en el 2018 más de 15 millones de mujeres sólo en México son madres y tienen un trabajo? Esto representa aproximadamente el 72.9% de la población femenina económicamente activa en el país. Estas mujeres tienen entre 2 y 3 hijos aproximadamente. (Dato: Diario El Universal). 

Este dato va en aumento año con año y en su mayoría (comenta el artículo de El Universal), son trabajadoras como subordinadas en alguna empresa u organización de giros de servicios personales, comerciantes e industriales. 

Entonces las mujeres hemos creado un nuevo mundo en el que ser mamá y trabajar no son situaciones excluyentes. ¡Al contrario! Son situaciones más comunes y donde las organizaciones del trabajo, tanto internacionales como en nuestro país, continúan desarrollando iniciativas para apoyar a las mujeres y sus hijos, ofreciendo mejores oportunidades de cuidado e igualdad de oportunidades profesionales.

Ahora bien, los empleos de nosotras mamás varían un poco más en cuanto al tiempo, disponibilidad y recursos. Desde poder ser auto-empleada y crear un negocio propio, hasta ser parte de una organización en puestos directivos, son inmensamente gratificantes y retadores para nosotros como mujeres y como mamás. 

Pero ¿cómo lograr un buen equilibrio entre nuestra profesión y nuestra familia?

Existirán siempre opiniones divididas y en ocasiones hasta imponentes de que ser madre debe ser una dedicación al cien por ciento, pero no debemos olvidarnos de nosotras mismas y que nuestros sueños también son parte de transmitir a nuestros hijos una forma de vida de retos y superación personal.

Un primer detalle que debemos tomar en cuenta es saber que ser mamás ha cambiado nuestra vida y rutina, pero que podemos adaptar nuestra profesión o negocio a esta nueva etapa. 

Durante algunas ocasiones (en pocas, lamentablemente) nuestros pequeños son parte de esa profesión, ya que podemos tenerlos con nosotros en el negocio, llevarlo a citas o que nos acompañe a realizar las actividades necesarias.
En la mayoría de los casos, esto es imposible, pero si tienes un negocio propio, ya sea desde casa o un sitio propio, es momento de buscar un espacio para que el nuevo integrante de la familia pase tiempo en ese espacio, sabiendo respetar sus horarios y tiempos, pero también respetando tus actividades y horarios para tus labores.

Para la mayoría de las mujeres, el empleo es directamente en una empresa u organización, donde reciben prestaciones para una mejor calidad de vida de ella misma y de su familia. 

Durante esta situación, desprendernos de nuestros pequeños para llevarlos a la guardería o la escuela, es un punto fundamental.
Tras la búsqueda del espacio idóneo para ellos, evaluamos una infinidad de escuelitas que se adapten a nuestras necesidades y oportunidades, desde la cercanía al trabajo o la casa, la calidad educativa, el horario, hasta el mismo costo.
En otras ocasiones, se tiene la oportunidad de contar con las abuelitas que salvan nuestros días al tomar a nuestros hijos por algunas horas del día o tomar iniciativa de los traslados que los pequeños necesitan (casa, escuela, entrenamientos, etc.)

Cualquiera que sea el caso, identificar un equilibrio entre ser mamá y mujer, nos lleva a olvidarlo, pero podemos encontrarlo sin lugar a dudas. 

Es por ello que nos dedicamos a recopilar esas pequeñas fórmulas que han ayudado a mamás trabajadoras a no morir en el intento.

 

1. Amor a tu profesión como Mamá Trabajadora

Después de años de estudio, especialización y experiencias, diferentes empleos, te has dado cuenta que tu profesión es también algo que amas y has forjado día a día. 

Cualquiera que esta sea, al hacerlo con gusto y con la mayor convicción, nos lleva a no dejar de hacerlo porque nos llena de satisfacción. Este sentimiento se transmite a nuestros hijos, ya que ellos disfrutan ver una mamá que los ama y que también ama algo que ha creado con todas sus fuerzas. 

Disfruta tu profesión tanto que puedas contarles a tus hijos como lo disfrutas día día!

Es cierto que habrá días que no deseas hablar de trabajo, pero si disfrutas lo que haces, y lo haces con amor, ellos no podrán evitar sonreír contigo.

Algunas veces amamos nuestra profesión pero no estamos completamente satisfechas, y a veces, nos la pasamos quejándonos de lo que hacemos para darles una buena calidad de vida a ellos. Si este es tu caso, busca oportunidades de crecimiento donde estás para disfrutar y que puedas compartir con tus hijos.  

No todo está tan mal!

Si ellos quieren saber de tu trabajo pero tu no quieres decirles nada, ellos percibirán que trabajar está mal y claramente lo reprocharán en su actitud. 

Si quieres aprender como ser una mamá experta, en nuestro artículo 10 tips para ser una Mamá Experta. Ahí te damos 10 consejos que te harán ser la mejor mamá de todas.

 

2. Ejemplo a tus hijos como Mamá Trabajadora

Estar afuera y darte tiempo para tus labores les enseñará a tus hijos que ser multitareas es parte de la vida. 

Trabajar y divertirse no deben estar separados. 

El mundo laboral nos abre nuevos horizontes y nuevas experiencias que podemos compartir con nuestros hijos. 

Cómo hija de mamá trabajadora, entendí que mamá llegaría a cierta hora. A manera personal, no recuerdo un día que haya llegado enojada o con mala cara

Quizás si tenía días malos y algunas veces mala cara, pero eso no lo recuerdo. 

Yo recuerdo a mamá llegar de trabajar, platicarnos su día, sus Patoaventuras en la oficina y revisar nuestras tareas, haciendo que mis hermanos y yo estuviéramos listos y motivados.

Crecimos con un ejemplo de mamá multifacética, trabajadora y feliz. Y en lo personal, yo quería trabajar como mi mamá y tener todas esas aventuras. 

El día de hoy busco transmitir la misma idea a mis hijos, mostrándoles que trabajar no tiene que ser un sufrimiento, si no un gusto y una aventura que contarles.

 

Calidad vs Cantidad de tiempo

Punto importante en la vida de una mamá trabajadora. A veces cometemos el error que cantidad de tiempo es igual a calidad del mismo, y no es necesariamente así

De nuevo tomo de referencia a mi madre, que si bien durante la semana teníamos un tiempo limitado con ella, las tardes y fines de semana eran para nosotros, con actividades como:

-  Salir al parque 

-  Ir a clases de danza

-  Ir a clases de natación 

-  Jugar en casa

-  Visitar a los primos

-  Y el mejor de todos, el cuento al finalizar el día

A veces como mamá creemos que estar cerca de ellos durante horas es más que suficiente, así nosotras estemos haciendo otras actividades. Sentir que los tenemos cerca será tiempo de calidad. 

 

ERROR!

Es por ello que te recomendamos darle tiempo a todo; al trabajo, a las amistades, a las tareas de casa, a tus hijos. 

No olvides que si se quiere, puede hacerse tiempo para todo, pero no todo al mismo tiempo, recuerda que son cosas muy distintas. 

 

Cantidad contra calidad de tiempo

A veces por abarcar mil actividades, finalizando el día sentimos culpa porque dejamos algunas actividades de nuestros hijos fuera. 

Recuerda que el día tiene sólo 24 horas y 8 son para dormir. Para cumplir con el resto, organiza tus actividades y las de tus hijos de manera efectiva, no te sobresatures. 

Si tienes que trabajar durante 10 horas y lo que quieres es llegar a casa a dormir, duerme con ellos, haz actividades relajadas con ellos.
¡Hasta jugar al spa siempre es un buena opción!
Si buscas el espacio, ellos te lo agradecerán eternamente. Recuerda que el mejor ejemplo es el que les damos desde pequeños al hacerles saber el valor de las cosas pequeñas de la vida.

Por el hecho de ser mamá, ya tenemos un trabajo amplio y gratificante que nos requerirá más esfuerzo del habitual. Trata que el resto de las labores profesionales cómo mamá trabajadora no disminuyan la satisfacción de lograr nuevos retos en todos los ámbitos de tu vida.

En De Tin Marin tenemos varias opciones que puedes descubrir para pasar tiempo de calidad con tus peques, desde clases, actividades y restaurantes.

Nos encantaría que nos platicaras como vives esta etapa de tu vida al trabajar también, ya sea como negocio propio, en una empresa o esporádicamente.
Esto servirá para que el resto de las mamás conozca nuevas perspectivas y formas de vivir plenas.


Como ser una supermamá

DESCUBRE COMO SER UNA SUPERMAMÁ

Qué hacer en querétaro

¡CONOCE 5 COSAS QUE HACER EN QUERÉTARO!