728 x 90

Perder peso sin hacer dieta es el secreto

  • En Mujer de hoy
  • 16/10/2015
Perder peso sin hacer dieta es el secreto

Mejora tu alimentación y será suficiente.

A nadie la gusta escuchar la palabra ‘dieta’. Simplemente es una de esas cosas que nadie quiere en su vida, porque para muchos significa dejar atrás todas esas comidas que los confortan, los hacen felices o simplemente los llenan de energía. No me refiero solamente a los pastelillos y dulces, ya que muchas veces y con la locura de las dietas sin carbohidratos hasta las patatas y el arroz entran en la lista. Hoy quiero decirte que no necesitas sacrificarte ni sentirte miserable para lograrlo, de hecho, lo más increíble es que para generar una pérdida de peso que sea sustentable en el tiempo necesitarás comer y comer bien.

 

Sigue leyendo a continuación estos simples tips que conforman este gran secreto:

1. No dejes de lado tus comidas favoritas sólo decide el momento apropiado para consumirlas

El problema de la comida rápida no es que tenga demasiadas calorías y que sea poco sana, el problema es que decidimos consumirla y con demasiada frecuencia. Puedes decidir darte un día a la semana para comer lo que quieras y como quieras, porque cuando lo ves en perspectiva, 4 días de comer mal versus 26 días de comida saludable pueden generar una gran diferencia.

 

 

 

2. Duerme más:

Aquí tienes otra buena razón para dormir un par de horas extras durante tu fin de semana, ya que diversos estudios indican que dormir menos incide directamente en nuestro aumento de peso corporal. Cuando no dormimos lo suficiente usualmente comemos peor, ya que el cuerpo nos pide más carbohidratos o café para mantenernos despiertos.

 

3. Come lo que quieras pero en porciones adecuadas:

Puede que comer porciones más pequeñas te parezca algo muy similar a una dieta, sin embargo, sólo se trata de comer las porciones adecuadas para tu tipo de cuerpo y tu gasto calórico diario. Muchas veces cuando vamos a un restaurant pensamos que debemos comer absolutamente todo lo que nos ponen en el plato, incluso si notamos que es mucho más de lo que podríamos comer. Sigue tu instinto y una vez que ya no sientas hambre, deja tu tenedor en la mesa y para de comer.

 

4. Y come más a menudo:

Controlar tus porciones puede sonar difícil si usualmente comes entre una a tres veces al día, por lo que una buena forma de implementarlo es comer unas 4 o 5 veces al día, dependiendo del hambre que sientas. Puedes comer snacks antes y después de almorzar o durante la mañana, unas horas después de tu desayuno.

 

5. Deja las gaseosas y prefiere el agua:

Las gaseosas pueden añadir calorías vacías a nuestra dieta y si bien es cierto que existen las versiones dietéticas, nada superará lo que el agua puede hacer por tu cuerpo: de hecho, estar bien hidratado de ayudará a sentir menos ganas de comer por comer. Las gaseosas usualmente nos deshidratan, así que recuerda eso la próxima vez que tengas sed.

Como ves, más que hacer dieta, lo que tenemos que hacer es un cambio de estilo de vida que sea posible mantener en el tiempo. No quieres una dieta de 3 meses, quieres aprender a comer para toda la vida.


Como ser una supermamá

DESCUBRE COMO SER UNA SUPERMAMÁ

Qué hacer en querétaro

¡CONOCE 5 COSAS QUE HACER EN QUERÉTARO!